domingo, 24 de noviembre de 2013

¿Porqué mi piel cambia en invierno?

Hola chicas que tal, pues ya estoy por aquí otra vez, y hoy vengo hablaros un poco de los cambios que produce el frío en nuestra piel.
Como seguro que muchas ya sabéis la piel es nuestro mayor órgano y tendrá diferentes espesores dependiendo de la zona, desde su mínimo espesor de unos 0,5 mm en los párpados hasta los 5 mm que puede tener en los talones, todo esto repercute en los diferentes tratamientos y mimos que debemos aplicar en cada zona. Al igual que no ponemos contorno de ojos en los talones y crema de grietas para talones en los pómulos, tampoco debemos utilizar los mismos tratamiento en verano que en invierno, ya que las necesidades de nuestra piel cambiarán, debido a los cambios meteorológicos, el viento, frío, calor... ¿ Y que cambios nos produce el frío en nuestra piel?

1. Tono apagado
Es producido por varias causas encadenadas que deriva de la acción vasoconstrictora del frío en los capilares, disminuyendo la irrigación de sangre y con ello de oxígeno y nutrientes hacia la epidermis. Esta falta de oxigenación de la piel y falta de nutrientes conlleva a un aumento de los radicales libres de la piel, dando lugar al tono apagado y falta de luminosidad en la piel.

Evítalo con: Para contrarrestar el efecto de los radicales libres en la piel debemos utilizar productos antioxidantes. Hoy en día en el mercado existen multitud de ellos, entre ellos los más conocidos los que contiene vitamina C en su composición, ya sea pura u oxidada.

Mi producto favorito: Ampollas Proteoglicanos de Martiderm.

2. Sequedad
El frío también provoca la disminución de la renovación celular, dando lugar a una acumulación mayor de células muertas en superficie, impidiendo que el sebo producido llegue hasta la capa superficial dejando la piel más incomoda, sensible y seca.

Evítalo con: cremas un poco más nutritivas que en verano, que contengan manteca de karite, aceites, miel... Si notas la piel incomoda deja de un lado los tratamientos matificantes.

Mi producto favorito: la línea Rêve de Miel de Nuxe.

3. Deshidratación
Al igual que disminuyen los niveles de sebo que llegan a superficie lo mismo ocurre con el agua, dejándonos en la piel la desagradable sensación de tirantez e incomodidad.
Recuerda que es muy importante hidratar la piel, las pieles grasas también pueden estar deshidratadas.

Evítalo con: para mi gusto para subir la hidratación o mantener los niveles óptimos de la misma, lo mejor son los serum hidratantes.

Producto favorito: en este punto tengo 2 favoritos, en 1º lugar hydra chrono serum de Lierac, y en 2º lugar Serum Créme Fraìche de Nuxe.

Recuerda que una piel con bajos niveles de agua y sebo tendrá las líneas de expresión o arrugas más marcadas.

4. Rojeces
La deshidratación y sequedad producidas por el frío dejan la piel más debilitada y sensible, dando lugar a rotura de la capilares sanguíneos.

Evítalo con: Con productos que mantengan tus niveles óptimos de sebo e hidratación, y si ya se manifiesta trátalo con los productos específicos.

Producto favorito:  la línea créme Fraìche de nuxe, en toda su texturas, ayuda a proteger la piel y calmarla.


Yo cambio mi tratamiento al completo al igual que cambio la ropa del armario, ¿Me cuentas que cambios haces ? Si te apetece que escriba sobre mi rutina facial para el invierno tan sólo tienes que comentármelo.

!Mil gracias por leerme y nos vemos por instagram!